Categorías
Automatización Salud

La cloración y el PH del agua de las piscinas desactivan el coronavirus

MADRID

El control permanente de la cloración y el PH del agua entre 7 y 8 convierten los vasos de las piscinas públicas en un auténtico desinfectante frente al nuevo coronavirus. Eso sí para la reapertura toca controlar aforos, mantener distancias de seguridad, limitar uso de toboganes y vestuarios y llevar mascarilla fuera del agua

El inicio de los planes de desescalada tras los más de 55 días de confinamiento impuestos por el Estado de Alarma para frenar la  expansión de la COVID-19 han coincidido con una ola de calor que han convertido el mes de mayo en un mes propiamente veraniego.

Ambos fenómenos unidos han hecho que la población comience a imaginar como será la repertura de las piscinas públicas y comunitarias a las puertas del verano y en medio de las muchas limitaciones y medidas higiénico sanitarias que nos ha dejado esta enfermedad.

El Ministerio de Sanidad de España ya ha elaborado un documento provisional de ‘Recomendaciones para el restablecimiento de la actividad en las piscinas de uso público tras la crisis del Covid-19’ y que será de obligado cumplimiento en las piscinas públicas, incluidas las de instalaciones turísticas, aunque deja al margen las de uso residencial.

La guía señala todas las áreas a tener en cuenta de cara a la reapertura, desde la limpieza y desinfección de las zonas comunes como accesos, vestuarios, solárium, grifería y ducha, control de la pileta y la calidad de agua; pasando por las medidas de protección e higiene de trabajadores y usuarios.

Entre las medidas esenciales destaca dejar siempre la distancia social de dos metros entre cada usuario, dentro y fuera del agua y uso de mascarilla tanto para socorrista y resto de empleados, como para los usuarios cuando se dirijan a estos empleados.

Se prohíben los saltos y juegos en el agua así como el uso de toboganes y otros elementos de divertimento.

Cloro y PH para eliminar al coronavirus

En lo que respecta a la calidad del agua de baño, Sanidad coincide con los informes técnicos elaborados en coordinación con expertos y la Asociación Española de Profesionales del Sector Piscinas (Asofap) que indican que, dadas las características lipídicas del nuevo coronavirus, la cloración y la correcta gestión del PH en el agua lo eliminan completamente.

La Asociación Española de Profesionales del Sector Piscinas (Asofap) recuerda que el mantenimiento de la piscina debe cumplir la legislación aplicable relativa a los criterios técnico-sanitarios aplicables a las piscinas, determinados por Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre, por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de las piscinas y decreto autonómico aplicable, si lo hubiere.

La Organización Mundial de Salud (OMS) no incluye al agua como un posible elemento de transmisión del virus y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. descartan que las piscinas sean un medio propicio para la transmisión del Covid-19.

Según estos centros de estudios estadounidenses, “no hay evidencia de que el Covid-19 pueda propagarse a los humanos a través del uso de piscinas, jacuzzis o balnearios, o áreas de juego acuáticas. El funcionamiento, mantenimiento y desinfección adecuados (por ejemplo con cloro y bromo) de piscinas, jacuzzis o balnearios, y áreas de juego acuáticas deberían inactivar el virus que causa Covid-19”.

Cómo es el virus SARS-CoV-2


El Covid-19 es la enfermedad respiratoria causada por el virus SARS-CoV-2, que todos conocemos como Coronavirus. Se trata de uno de los siete coronavirus que pueden infectar a las personas, como el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) y el MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio) 4.

Esta familia de virus tiene propiedades físicas y bioquímicas similares y rutas de transmisión comparables.

El material genético viral se encuentra envuelto en estructuras proteicas, llamadas cápsides. Los virus se dividen en tres grupos dependiendo de si están rodeados de una membrana lipídica externa (envueltos) o no (no envueltos)5. La dificultad de eliminar el virus depende del grupo al que pertenezcan.

Los virus envueltos son más fáciles de eliminar: El SARS-CoV-2, el virus responsable del COVID-19, es un virus envuelto y, por lo tanto, es de los más fáciles de eliminar.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una concentración residual de cloro libre de ≥0.5 mg/l en el agua de la piscina durante un mínimo de 30 minutos de contacto a un pH <8.0 es suficiente para matar virus envueltos como los coronavirus2.

En la siguiente tabla se muestran algunos entornos en los que se desactivan los virus más resistentes.


El Diagrama muestra diferentes niveles de eficacia en la desactivación de diversos virus y patógenos.

El coxsackievirus, el poliovirus y el rotavirus son ejemplos de virus no envueltos. Se puede ver que se desactivan con un Ct del Cloro de menos de 15mg-min/litro. (El valor Ct es el producto de la concentración de un desinfectante (p.ej. cloro libre) por el tiempo de contacto con el agua que se desinfecta.)


Por lo tanto, un virus envuelto como el COVID-19 se situaría en la zona verde del diagrama y se desactivaría incluso a valores Ct inferiores.

Tal como se muestra en el diagrama, la desinfección por luz UV amplía el espectro de eficacia considerablemente frente a otros virus.

La luz ultravioleta tiene la capacidad de destruir el genoma (ADN/ARN) de virus, bacterias y hongos, incluyendo los coronavirus. Los desinfectantes estándar son efectivos contra el SARS-CoV-2, pero como nivel extra de protección, y/o para compensar posibles errores en el proceso de desinfección manual, se puede utilizar luz ultravioleta adicionalmente para desinfectar el agua de la piscina una vez completado el proceso de desinfección química.

La OMS afirma que una concentración residual de cloro libre de ≥0.5 mg/l en el agua de la piscina durante un mínimo de 30 minutos de contacto a un pH <8.0 es suficiente para matar al coronavirusAsí que como conlusión los expertos insisten en que una piscina convencional con un buen sistema hidráulico y de filtración, que respete su nivel de ocupación máxima, con un nivel de cloro ≥0.5-1 mg/l en toda la pileta consigue una calidad óptima del agua.

Es decir, que con un nivel de cloro libre de ≥0.5-1 mg/l el agua no solo está desinfectada, sino que también tiene potencial desinfectante para eliminar cualquier virus o germen que pueda entrar en el agua. 9
Es muy recomendable la automatización de la piscina para mayor tranquilidad.

Asimismo, es fundamental medir regularmente los parámetros principales (valor del pH y nivel de cloro libre (DPD-1), ya sea de forma manual o automática.

Se recomienda el uso de sistemas de automatización para mantener los niveles ideales del agua en todo momento para garantizar la desinfección.

Piscinas residenciales y privadas

La Asofap recomienda que para obtener el nivel adecuado de cloro libre en el agua de la piscina, se pueden utilizar las pastillas de cloro o los productos de cloro líquido y automatizar el proceso de dosificación y control.

Otra buena alternativa es usar dispositivos de electrólisis salina que generan cloro libre automáticamente a partir de sal disuelta en el agua de la piscina.

Para ampliar el espectro de desinfección, como nivel extra de protección y para corregir posibles errores en el proceso de desinfección manual, se puede instalar una luz ultravioleta (UV) para desinfectar el agua de la piscina (en combinación con cloro dosificado o cloración salina).

Y en cuanto al comportamiento de los usuarios, como en la vida cotidiana hay que mantener una adecuada higiene
personal. Por ejemplo, si puede haber riesgo por haber tocado unas superficies, como los bancos de los vestuarios, las puertas o los pomos, es recomendable lavarse las manos y/o higienizarlas con desinfectante antes de entrar en la piscina.

Los bañistas siempre deben ducharse antes y después de nadar en la piscina. También es recomendable lavar los trajes y las toallas de baño, para eliminar todas las bacterias o virus.

Además del agua de la piscina, se recomienda mantener las zonas exteriores de la piscina desinfectadas, así como también su equipamiento, como son las duchas, las escaleras, etc. aplicando productos especialmente indicados para este uso.

Fuente: https://www.elagoradiario.com/agua/cloracion-ph-agua-piscinas-desinfectante-covid/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *